lunes, 26 de noviembre de 2007

24 de Noviembre, en casa de Fernando y Asun, celebración de Tere y Alejandro

Campo de Asun y Fernando
La Dehesilla

Al modificar la entrada, he perdido lo que tenía escrito anteriormente, en lineas generales se decía que pasamos un día de los que hacen peña, almuerzo, andandillo, aperitivo, comida, partida los tíos, marujeo las tías, después merienda cena, a repartir, a recoger y a dormir.
Que la gachamiga y los gazpachos los hizo Martín, a pesar de los pesares, la gachamiga cada vez le sale mejor y lo otro también. Fernando quiso meter mano y no le dejaron, otro día será.
CAMPO DE CAYETANO Y TOMASI
Campo Cayetano y Tomasi

Más de lo mismo, cambiamos al arroz y conejo, que preparó Martín y se quedó tasao, señal de que había muncha gente o de que estaba mu bueno. A la merienda gachamiga faltó, fritillas ni las probé y las horadás tocamos a una. El día fue tan bueno, que puedimos estar hasta que nos retiramos, en la calle, vamos que no parecía que estuvieramos vísperas de navidad. Qué bien nos lo pasamos, sobre todo rememorando los momentos que hicieron famoso a Don Andrés, tras su aparición en la televisión española.
Como se siempre se marujeo, se filosofó y se hicieron promesas de fiestas de 50 cumpleaños por parte de alguno que otro, vermos a ver las que vemos, y eso sí se nos emplazó para la próxima....26 de Enero, Atanasio y Mari Ángeles.

CAMPO DE ATANASIO Y MARI ÁNGELES
Campo de Atanasio y Mari Ángeles 26 de Enero 2008

La gachamiga la tomamos en la cueva más de tó que yo y algunos de los que íbamos habíamos visto en la vida; qué cueva más bien arreglá, con gusto, elegancia y respeto. Andandillo para hacer hambre, el día no parece de Enero, buena charla filosófica, que si los hombres quieren una cosa, que si las mujeres también quieren, pero no de la misma manera, y que si esto y que si lo otro.
El aperitivo, ahora no pongas empanás, que luego no vamos a comer, bueno, ¿alguién quiere media?, no, nada me la comeré yo, y es que están buenas. Lo que estuvo bueno fue el asao de cabrito al horno, y vaya horno que tienen, y que los cabritos eran buenos y que estaban bien preparados. Y ojo Martín no tuvo nada que ver, todo fue cosa de la cocinera Mari Ángeles, que ese día no se pudo quejar de lo que le ayudó su Atanasio.
No faltaron las partidas, con polémicas incluidas, hubo baile a media tarde con la música del momento, (del momento en que se hizo) y para terminar ¿como no? con una merienda cena, que no faltó de ná, tuvimos hasta reparto, en esta ocasión fueron naranjas y limones que nos trajeron Josefina y Eloy. Todo muy bueno ¡Hasta la próxima!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que la pimienta no era pa la gachamiga; que era pa los gazpachos
y que estuvieron buenos pero pudieron estar mejor

elquespera dijo...

Se agradece el comentario, a veces da la sensación de estar sólo en esto y es bueno que la gente opine y enriquezca con sus palabras las mías.
Como verás el contenido ha cambiado,pero no por ná, pues se me borró y he tenido que hacerlo de nuevo. Pasa la dirección y dí que hay novedades.